martes, 28 de diciembre de 2010

Crítica Black Swan




Intensidad al máximo. Pone la piel de gallina. Un suspenso que va aumentando a medida que pasan los minutos. Una actuación que quedará grabada en la memoria colectiva de todos los que amamos el cine. Una película que encanta y que horroriza a la vez. Todos esos son sinónimos que pueden explicar en breves palabras, como queda uno tras ver Black Swan, la nueva obra del cineasta Darren Aronofosky.

La película es un viaje al interior de Nina Sayers (Natalie Portman). Nos adentramos al alma de ella, conocemos sus temores, sus anhelos y sus debilidades en su lucha por conseguir el papel principal en El Lago de los Cisnes, y luego en su preparación para el estreno de dicha obra de ballet. Pero lo que importa acá no es el objetivo en sí, sino lo que vive y siente Nina en su día a día, en como la sumisa y vulnerable joven que vemos al principio, se va transformando en un ser oscuro y tenebroso a medida que van transcurriendo los minutos. Tal como en la creación de Tchaikovsky, vemos a Nina como el cisne blanco y el cisne negro. Esa dualidad es la que le da el nombre al filme y es lo que vamos viendo paulatinamente en la protagonista. Esa lucha entre ambos cisnes para ver quien consigue ser el ganador y apropiarse por completo del cuerpo y la esencia de la bailarina.

Aronofsky logra en 108 minutos plasmar una película delirante, que asfixia y deleita al espectador en partes iguales. Nos sumerge en una historia que no se matricula con ningún género en particular y que se pasea por el thriller, el terror y el drama sicológico. Logra atrapar con la belleza y la crudeza de las imágenes del mundo del ballet. En como las bailarinas se preparan bajo la atenta mirada de un duro y severo profesor interpretado magistralmente por Vincent Cassel. Tiene un guión excepcional que en ningún momento nos deja en claro quién es bueno y quién es villano, en que cosa es real y que cosa no lo es. Juega con el espectador manteniéndonos en todo momento con dudas e incertidumbres, lo cual genera que nos mantengamos concentrados en todo momento. Nos deslumbra con una fotografía impecable por parte de Matthew Libatique y una banda sonora impresionante de su eterno y fiel compañero Clint Mansell. Esa compenetración entre el director (quién a la vez es uno de los autores del guión) y su equipo, se refleja en la pantalla logrando su mejor realización hasta el momento.

Y para lograr eso, necesitaba además un buen elenco, y Black Swan lo tiene de sobra. Mila Kunis sorprende como Lily, la amiga - rival de la protagonista. Tiene todos los atributos de los que carece Nina. Es alegre, relajada y con una sensualidad desbordante. Kunis brilla en la pantalla. También sobresalientes están Casell y una reaparecida Winona Ryder, como una veterana bailarina. Y por sobre ellos está Barbara Hershey como la controladora madre de Nina. Es un personaje sacado de una película de terror, nos recuerda a la mamá de Carrie, un clásico del género de horror. Al verla a ella entendemos el porque tiene esa personalidad la protagonista. Eso en el ámbito de los secundarios, pues lo mejor queda para el final. El gran plus de Black Swan tiene nombre y apellido: Natalie Portman. La joven actriz nos entrega la mejor actuación de su carrera, una performance consagratoria que merece con justicia ganar todos los premios del mundo, Oscar incluido. El rostro angelical de Natalie se pasea por todos los estados posibles. La vemos con una fragilidad que conmueve. La observamos como varía del susto inicial a experimentar toda la satisfacción y exitación que le produce su despertar sexual. La pasamos mal con su permanente sensación de agobio y sentimos como propio su sufrimiento. Nos maravillamos con su belleza y delicadeza, y nos horrorizamos con su locura y obsesión. Una actuación apabullante y alucinante.



Todo eso permite que Black Swan sea una verdadera joya del séptimo arte. Es una lucha sin parar de los contrastes, es la guerra entre el cisne blanco y el cisne negro, es la permanente pelea entre la sensación de estar viendo una maravilla, pero que nos angustia y da escalofríos a la vez. Es la consagración definitiva de Aronofosky y Portman. Es el mejor estreno de este 2010 que nos abandona.

Calificación: 10

11 comentarios:

Jorgee dijo...

Una de las mejores de este año... de acuerdo en todo lo que dices... Winona Ryder está espectacular en su breve participación... y ni que decir de NINA PORTMAN... solo esa parte donde sale en escena para convertirse en el cisne negro es de antología!

Saludos... y sigue con el blog...! :)

VitoneMen dijo...

Felicitaciones por el Blog y valla crítica que te has mandado !. De verdad mucho sobre la película no puedo decir, recien planeo verla en lo que queda de la semana, pero si las expectativas aumentan y aumentan y mas si estamos ante uno de mis directores predilectos como es Aronofsky.

Saludos !

LuisEVM dijo...

Simplemente excelente..portman de lo mejor, una perfecta edicion, musica para chillar :'D y un perfecta direccion de aronofsky

saludos!!!!

Rafael dijo...

Que gran reseña yo la vere mañana...y te felicito por empezar este blog...espero te unas al resto de todos los bloggeros de cine...bienvenido

Online Celebrity Awards dijo...

Excelente reseña de la gran Black Swan, y esta muy interesante tu blog; bienvenido a la zona de los grandes blogeros; espero que sigas tambien mi blog. saludos

Carolina Pardo Delgado dijo...

Hola Christian, me ha gustado mucho tu reseña. Que espero con muchas ansias que esta peli gane el Oscar a mejor película, me atrevo a decirlo, aunque no he visto la gran mayoria. Estoy en esa búsqueda interminable...

Y para mi Black Swan ya se me quedó en el alma, en el corazón y en los tuétanos!!!

Gracias por visitar el blog, espero que seamos amigos blogger cinéfilos...

Abrazos!!!

Néstor Fonseca dijo...

Que mejor forma de empezar el blog que con una de las mejores peliculas del año. Despues de mi falsa opinion decidi verla y he quedado mas que maravillado. Una obra maestra sin duda que por motivos de no haberla visto en el cine no la he comentado en mi blog.

Felicidades por tu blog, ya te sigo desde ahora

Tarquin Winot dijo...

Toda una sorpresa. Ni Portman ni Aronofosky son plato de mi gusto, pero con esta obra se han ganado mi completa admiración.

Bella, siniestra, desquiciada, delicadamente agresiva. Una obra redonda que, mucho me temo, no va a terminar de cuajar en las carteleras, desgraciadamente. Tal vez la película del año.

Enhorabuena por el blog.

daniel dijo...

Absolutamente de acuerdo con todo lo que dices... La vi ayer y me quedé atónito ante tanta maestria, es de esa peliculas irresistibles, que no puedes dejar de ver ni por un solo instante, te engancha de una manera abismal y te deja boquiabierto ante tanto derroche de cine. Junto a Inception lo mejor que nos ha dado este 2010.

Un saludo! Me hago seguidor desde hoy. Feliz año!

Giancarlo Verástegui dijo...

Antes que nada quería agradecerte por la visita y el comentario dejado en mi blog y decirte que soy ya un seguidor tuyo...
Sobre "Black Swan" no puedo opinar por que aún no la he visto (aquí se estrenará a finales de enero creo) y aunque sí no me dejo influenciar facilmente de las críticas leídas, es importante decir que todo el mundo habla maravillas de ella y esto hace que mis expectativas hacia la obra de Aronofosky aumenten inevitablemente.

Tanti Saluti e Buon Anno!!!

PD : Gracias a la película de Sam Mendes "Away We Go" conocí la maravillosa voz de Murdoch y considero "Time Without Consequence" un grandísimo disco...espero impaciente su próximo trabajo.

Nestor dijo...

Ya soy seguidor tuyo. Mucha suerte en esta apasionante experiencia de ser blogger. Te emplazo a seguir trabajando en la blogosfera, ya verás que compensa.

Saludos !!!