domingo, 3 de abril de 2011

Crítica The Mechanic


Los héroes de acción han ido desapareciendo con el paso de los años. Esas películas de las décadas del 80 y 90, con actores que eran cuestionados por su talento, pero que gozaban de gran popularidad, carisma y presencia en la pantalla, como Arnold Schwazenegger, Sylvester Stallone, Steven Seagal, Chuck Norris, Jean Claude van Damme, Dolph Lundgren y en menor medida Bruce Willis, pues él si a demostrado tener dotes para la actuación, inundaban la cartelera con sus filmes. Terminator, Rambo, Street Fighter, True Lies, Predator, Tango & Cash, Die Hard, Under Siege y Universal Soldier, son ejemplos que se me vienen a la memoria en este momento. Pero después desapareció esa tendencia. Vin Diesel apareció en su momento, pero no logró mantenerse como gran estrella. The Rock se reparte entre acción y comedia, asi que tampoco se convirtió en sucesor de esos nombres insignes. Y solo Stallone y Willis, alternan productos interesantes, con películas malísimas, actualmente dan muestra que el cine de acción y las estrellas de este estilo, aún existen pero en un nivel para nada comparable con las décadas anteriores. Pero como todo ámbito de la vida, existe una excepción: Jason Statham.

Arthur Bishop (Statham) es un asesino profesional que trabaja bajo las ordenes de Harry McKenna (Donald Sutherland). Pero cuando este muere, Arthur deberá bajar su ritmo de trabajo para hacerse cargo del hijo de su ex jefe y amigo, el odioso y temperamental Steve (Ben Foster). Con el tiempo, la relación se va estrechando y le empieza a enseñar los secretos del oficio, ya que Steve quiere vengar la muerte de su padre. Como va evolucionando esa relación y las cosas que suceden a raíz de ese motivo, es lo que da vida al filme.

The Mechanic es un remake protagonizado por un emblema del cine de acción: Charles Bronson. La película es entretenida, dinámica y ágil, no para la acción en ningún momento, y pese a ser un guión débil en un sentido de profundidad de la historia, cumple con lo que necesita un filme de acción. La dirección de Simon West, eximio realizador de filmes de acción como Con Air, o de la interesante The General's Daughter, va en el mismo sentido, al igual que la parte técnica, todo está correctísimo. Lo que pasa es que al igual que las comedias, el cine de acción o de terror, se debe valorar en algunos aspectos de manera diferente a un drama. Acá muchas veces da  igual la coherencia del texto o el talento actoral, otros puntos pueden ser mas importantes, como la entretención, la estética del filme, la presencia física de los interpretes, entre otros aspectos, pueden ser considerados como con mayor importancia. 

Y en eso destaca The Mechanic, la imagen de los actores. Jason Statham es imponente, totalmente creíble para representar este tipo de papeles de acción, pues tiene la presencia física y el carácter necesario para ejercerlo. Sabemos que no tiene el talento de un Edward Norton, o el carisma de un Travolta, pero Statham da con la imagen de Arthur Bishop, y tiene el talento y carisma en su justa dimensión. Por otra parte, su coprotagonista es un actor de primer nivel sin lugar a dudas, el infravalorado, pero reconocido por la blogósfera, Ben Foster. El tiene el don de destacar en el papel que sea que haga, por más mala que sea la película. Y acá esta excelente, obviamente situando su actuación en el contexto de lucimiento máximo que permite este tipo de producciones. La presencia de Donald Sutherland es siempre agradable, pues solo necesita pocos minutos en pantalla para demostrar el habitual oficio de este actor de largo recorrido. Agregar igualmente la presencia de Tony Goldwin, director de Conviction, que realiza el rol de Dean, el jefe verdadero, y máximo en realidad, del personaje de Statham.


The Mechanic es una película entretenida de ver. Es sentarte y disfrutar de un filme de acción que te dejará al final una sensación de que viste algo interesante, que te entretuvo, y que es un correcto producto. Es ver a Statham tal como lo vimos en The Expendables, como el sucesor de Stallone, Schwazenegger y compañía. Es una buena oportunidad para ver buen un filme de acción.

Calificación: 6,5 

4 comentarios:

BeaClane dijo...

Me ha gustado mucho la presentación que has hecho de Statham. Menos mal que has matizado por qué has metido a Bruce Willis en los "actores malos pero con carisma". Para mí Bruce es un ser superior en el cine.

El género de acción casi siempre es para disfrutar sin comerse mucho la cabeza. Aún no he podido ver este filme pero ya estoy a punto, lo voy aplazando pero pronto lo veré. Tendré muy en cuenta tu crítica.

¡Un saludo Christian! Cuídate.

Mario dijo...

Yo había dicho que no vería ésta película pero al final cambie de idea y me la apunté, quería como dices revivir la esperiencia de la acción y que mejor que con Statham que sabe de pelea a puño limpio y tiene sus dotes artísticos, considero que es mejor actor de lo que creemos y no me sorprendería que un día empiece a hacer otro tipo de películas. Después decir que coincido con lo escrito de Ben Foster, me parece un buen actor de esos que esperas que su suerte mejore y le salga un buen papel. Un abrazo.

Mario.

Subversive dijo...

Pensé en ir a verla y al final decliné la invitación... aunque por lo que veo es una buena alternativa para el entretenimiento.

De lo de Statham... Coincido con Mario en que deja ver una parte de su potencial. Ya lo pudimos ver en Losck&Stock o Snatch, o en Revolver, en un papel díficil, pelicula en la que destaca por cierto, pero también nos tiene acostumbrados a pepeles tipo Crank o The expendables...

Jason dará mucho que hablar los próximos años, por el bien del cine.

David Amorós dijo...

En general he oído basatntes buenas opiniones de esta película, que a priori no me interesa, así que quizás habrá que tenerla más en cuenta desde ahora. Gracias por la crítica. Un saludo.