sábado, 3 de marzo de 2012

Crítica Take Shelter


Inquietante, abrumadora y angustiante. Así es una de las grandes olvidadas en los Oscar y una de las gratas sorpresas de la temporada cinéfila que acaba de terminar. El cine independiente norteamericano año a año trae pequeñas joyas, muchas veces pasan inadvertidas para el público en general, pero que son muy valoradas por el público que las ve. Y en el 2011 una de las grandes estandartes fue Take Shelter. Una película que mantiene al espectador en una duda constante sobre la vivencia que nos presenta personificada en Curtis (Michael Shannon). No sabemos si lo que se presenta ante él es una pesadilla, un delirio, o una realidad. Y esa atmósfera exasperante para el protagonista, se transmite de manera perfecta en el espectador.

La cinta trata sobre la típica familia de clase media en el mundo rural estadounidense. Ese en que el patriarca trabaja incesantemente, en el que la madre (Jessica Chastain) es la dueña de casa ejemplar, y la madre perfecta para Hannah (Tova Stewart), una niña sordomuda. Es en el papel, la familia perfecta. Padre joven, responsable y trabajador, con una esposa de enorme belleza y de gran amabilidad, que aman a su pequeña.  Sin embargo, la realidad se transforma cuando pesadillas apocalípticas empiezan a acosar a Curtis. Tornados y tormentas son visualizadas día a día por él. 

Take Shelter es una película magnífica. Un solvente guión de Jeff Nichols, quien a su vez realiza una fantástica dirección, hace que el filme vaya incrementando en tensión y desesperación minuto a minuto. El ritmo es perfecto, nos da las pausas necesarias para ir meditando sobre lo que estamos viendo. Nos proporciona de manera correcta diversas lectura sobre lo que está sucediendo con Curtis. Nichols crea una atmósfera inquietante, de la mano de una banda de sonora que acompaña de manera impecable los momentos de mayor climáx, hace que la cinta vaya avanzando de manera impecable minuto a minuto de metraje. Siempre nos da la sensación de que Take Shelter va in crescendo, nunca se nos hace lenta, aburridora o va presentando falencias, sino que vamos valorandola como una gran película con cada escena que observamos.

Y sin lugar a dudas, lo que nos permite quedar con la sensación de que vemos una auténtica joya cinematógrafica, es la portentosa actuación de Michael Shannon. Hombre habituado a presentarnos grandes performances, como en Revolutionary Road o Bug, el actor sobresale en cada escena, deslumbra en cada visión apocalíptica y expresa de una manera notable cada situación que vive y sufre su personaje. Una performance arriesgada, que pudo haber creído en la sobreactuación, pero no, es una performance magnifíca, destacable, gigantesca, inmensa y todas las alabanzas que puedan existir. Se entiende porque Shannon logró varios triunfos en las asociaciones de críticos norteamericanas, mientras que no se comprende su ausencia en los Oscar. En tanto, Jessica Chastain demuestra una vez más porque fue la revelación del año y el mejor descubrimiento del 2011. La pelirroja nos vuelve a regalar una actuación sobresaliente, como la abnegada mujer que debe comprender, custodiar y tratar de hacer volver a la razón a su esposo. Es difícil elegir que performance de ella fue mejor, si esta, la de The Help o en The Tree of Life. Pero mejor no entrar en comparaciones, sino mejor disfrutar de la amplia gama de roles que nos brindó, y celebrar su rol en esta obra. 


En suma, Take Shelter ingresa por meritos propios en la galería de las mejores películas del año que nos dejó. Una cinta bien escrita, dirigida y actuada. Una demostración que el cine independiente estadounidense nos sigue brindando joyitas, y nos confirma el talento incuestionable de la dupla Shannon-Chastain. La historia de este probable profeta, posible enfermo o un delirante extremo. Esta es una película que es obligación absoluta de ver por los amantes del séptimo arte. Una cinta que quizás no le guste a todo el mundo, pero a quien le agrade, la defenderá hasta la muerte. En ese grupo estoy yo. Y estar atento, que pronto viene Mud, nueva colaboración de la dupla Nichols-Shannon.

Calificación: 10

3 comentarios:

Mario Salazar dijo...

Parece una película interesante, me despierta curiosidad, Shannon siempre suele hacer de loco o así lo recuerdo de revolutionary road, una excelente actuación. No creía que fuera tan atractiva pero leyéndote voy a verla. Saludos.

daniel dijo...

Hola Christian, tanto tiempo =)
Yo a este film lo catalogo tambien como tu lo has dicho, una de las cintas olvidadas (inmerecidamente) de los pasados Oscar. Merecia inclusion en varios ambitos.
Es un desolador, abrumador e inquietante relato sobre un hombre y sus impulsos de proteger a los suyos de una tormenta que se avecina.
Me deja impávido y fascinado.

Un abrazo. (mañana publicare una minicritica de esta cinta)

Giacinto dijo...

Muy de acuerdo contigo! Me ha gustado mucho (guión y dirección) y grande Shannon, al igual que Chastain!