martes, 11 de enero de 2011

Crítica Scott Pilgrim vs. The World


Michael Cera tiene un personaje típico que viene repitiendo de película en película. Es el joven tímido, enamorado siempre de quien no le corresponde. Para las mujeres, es dulce, tierno. Para los hombres, es un poco loser. Todos sus papeles son en base a este arquetipo, desde su aparición con 14 años en la mejor serie que he visto en mi vida, Arrested Development, hasta Scott Pilgrim vs. The World, su última experiencia en el septimo arte.

Cera personifica al protagonista de la historia, que tiene las características ya mencionadas en el primer párrafo. Es integrante de un grupo musical, vive en una casa junto a su mejor amigo gay y está enamorada de la nueva chica linda del lugar, Ramona Flowers (Mary Elizabeth Winstead). Y pese a que tiene novia, solo desea a Ramona, quiere tenerla a su lado, cosa que consigue, pero debido a eso viene un problema mayor, deberá vencer a cada uno de los siete ex novios de ella en diversas peleas, para poder estar feliz con ella. Y las ex parejas no son para nada recomendables de tenerlas como enemigos.

La mayor gracia de la película es su atractivo visual. La obra es una adaptación del comic del mismo nombre, y es bastante fiel a él, desde la temática, la forma de ser de los personajes y en como se ve en pantalla lo que sucede, muy en el estilo comic. Todo un acierto del director Edgar Wright, quien a su vez es uno de los co-guionistas del filme. Esa doble función es la que lo ayuda a dar el 100% de sí en Scott Pilgrim, pues la idea que tiene concebida en su mente, es la que finalmente se expresa en la pantalla. Las escenas de las peleas son maravillosas, el tratamiento que se le da a los colores, la excelente banda sonora a cargo de Beck, todo se confabula para crear toda una experiencia espectacular. En mi opinión, creo que nunca una película se sintió tanto como un auténtico comic, como se da en este caso. Lo de Wright es notable sin lugar a dudas.

En materia actoral, Cera como siempre sigue en lo suyo, no hay nada de que sorprenderse pues no experimenta ningun cambio a como lo vimos en Juno o en Nick and Norah's Infinite Playlist. Pero hay algo que se le debe reconocer: hace de manera excelente este tipo de papeles. Es su gran virtud como actor, y se la debemos reconocer, aunque siempre piense que veo a George Michael (su personaje en Arrested Development), pero con unos años más. Y los secundarios están en un buen nivel también, destacando en mayor medida a la siempre interesante Anna Kendrick y a ese joven, subvalorado y gran actor que es Kieran Culkin , quien realiza de maravillas su papel de Wallace, el ya mencionado mejor amigo de Scott Pilgrim. El resto también aporta, como son los casos de Jason Schwartzman, Brandon Routh (¿alguien se acordará que fue Superman hace poco tiempo?), Chris Evans, Brie Larson y Mae Whitman. Ella es un caso aparte, porque hizo durante dos temporadas de novia de Cera en la sitcom ya mencionada anteriormente, y ahora la vemos de golpes con su ex amor televisivo. Lo más bajo es Winstead como Ramona, ya que para ser el gran amor del protagonista principal, no brilla mucho en realidad.
Scott Pilgrim vs. The World es una buena película. Quizás en momentos su ritmo decaiga, y a la vez puede que el final no este al nivel del resto del metraje, pero como resultado global, está muy bien. En una temporada donde las comedias no han brillado mucho, este es uno de los títulos imprescindibles de ver para los amantes de este género, pues son 112 minutos de pura diversión.
Calificación: 6,5

3 comentarios:

daniel dijo...

Pues casi le damos la misma nota, solo que a mi no me convencio tanto y a ratos me senti muy desparramado con tanto derroche visual...
Pero con todo hay que reconocer su originalidad y frescura.

Saludos!

Abel "Gart" Yukiteru dijo...

Casi lo mismo sobre esta pelicula, solamente que a mi si me convencio la protagonista... Lo que si, sin duda la pelicula derrocha originalidad y ese aire de comic que hace tiempo no teníamos... Una buena comedia

BeaClane dijo...

Ha sido una crítica muy completa. Creo que en parte muchos estaremos de acuerdo contigo. Me pareció una película muy buena ya que pretendía lo que consiguió. Merece ganar algún premio a mejores efectos visuales porque es el punto álgido de una película aparentemente tonta y destinada al cine culto. Hay puntos muy buenos que te sacan la carcajada. Me lo pasé de lujo y eso que no soy aficionada al cómic, eso ya dice mucho de sí misma.

Muy buena crítica Christian ;D. ¡Cuídate!