miércoles, 2 de febrero de 2011

Crítica Unstoppable

De vez en cuando uno tiene el deseo de ver una película simple, que entretenga y que uno no tenga que pensar mucho, ni lidiar con tramas muy tensas o lentas. Filmes de acción, terror o comedia tienen todas esas características. Y un ejemplo de esto es la nueva colaboración entre el director Tony Scott y el actor Denzel Washington: Unstoppable.

Tras el error de un maquinista, un tren de alta velocidad que transporta unas sustancias tóxicas, se desplaza sin conductor por las vías con el riesgo de descarrilarse en cualquier momento, y causar una explosión que terminaría con miles de muertos, a raíz de la peligrosa carga que lleva. Las autoridades están en alerta y los dueños de la empresa de ferrocarriles buscan desesperadamente como detener el tren. Pero quienes son los protagonistas de la historia son dos trabajadores, un recien llegado sin experiencia en las vías (Chris Pine) y un hombre con años de oficio y a punto de jubilarse (Denzel Washington), los que de manera imprevista, buscaran a su manera lograr detener a la poderosa máquina.

Tony Scott (Enemy of the State), un director con años de oficio en filmes de acción y suspenso, logra desplegar en pantalla una obra llena de adrenalina, que mantiene atento al espectador en todo momento y con un atractivo visual innegable. Y si bien el guión tiene diversos defectos, el hermano de Ridley Scott (Gladiator) logra un correcto resultado final, dándole todos los ingredientes necesarios para crear un muy buen film entretención. En resumen, logra totalmente el objetivo final que buscaba.

En materia actoral, el gran plus de Unstoppable es contar con Denzel Washington. Le otorga una credibilidad a Frank, el personaje que realiza, muy alta. Creemos de verdad que él es capaz de lograr detener ese tren. Washington es imponente en pantalla, tiene ese don de resaltar por su sola presencia, como hemos visto ya anteriormente en Man on Fire y Training Day. Es el hombre capaz de vencer a todo aquél que este en su camino. Los demás actores del elenco están correctos, aunque en realidad no importa demasiado el nivel actoral de cada uno, o si brillan o no en la película, pues acá el verdadero protagonista es el ferrocarril. Y este se luce, destruyendo todo lo que tiene a su paso y con los ojos de toda la nación sobre él.


Unstoppable es un filme que deja al espectador satisfecho con el resultado final, pues cumple lo que promete. Todos sabemos desde un principio como terminará el filme. Todos sabemos quienes serán los héroes de la película. Y todo eso nos da igual. Lo importante es pasar una hora y media disfrutando un muy buen producto, que nos dé explosiones, escenas impresionantes y un sónido increíble. Y todo eso lo tiene. Unstoppable es todo un espectáculo digno de ver.

Calificación: 6,5

4 comentarios:

Sandro dijo...

Es la tipica pelicula que sabes que no es un peliculón, pero que entretiene sin más y eso es lo que buscamos..entretenimiento!

La verdad que la sinopsis de la pelicula es bastante atrayente.
Tendré que verla!

Saludos ;)

Mario dijo...

Es verdad lo que dices, a veces queremos descansar de esas películas serias o difíciles que tanto nos gustan pero que también te exigen mucha atención, y que mejor que ver algo donde la adrenalina fluya a raudales, donde el suspenso y la acción nos pongan los pelos de punta, vivir con el héroe el sobrevivir al desastre o vencer al destino. Te nutres de esa vitalidad y de ese peligro, disfrutas, el cine es tan rico en matices que se puede pasar un excelente momento con diferentes propuestas. Además Denzel Washington es el típico hombre común con el temple necesario para vencer la adversidad más peliaguda. No iba a ver la película porque ya tengo muchas en lista pero por tu reseña me haz animado. Un abrazo. Mario.

VitoneMen dijo...

Concuerdo plenamente con tu crítica, es una película bastante adrenalinica y entretenida, con una trama fácil, pero dificil de manejar y creo que Scott logra un resultado fructifero con su "Unstoppable".

Saludos!

BeaClane dijo...

Desde el principio supuse lo que sería 'Imparable'. Un producto de consumo rápido que, a pesar de su escasa complejidad, dejaría satisfecho a los espectadores. Películas con trenes de por medio se han hecho muchas, con clásicazos de por medio que son inolvidables. Actuales me quedo con 'El tren de las 3:10' pero 'Imparable' no defrauda. Eso sí, sin Denzel Washington para mí esto no habría sido absolutamente nada... No me gusta la manera en que Tony Scott maneja alguna de sus películas aunque tendré que ver alguna más.

Gran crítica Christian, como siempre ;D. ¡Un abrazo!