lunes, 5 de marzo de 2012

Crítica Young Adult


Jason Reitman ha sostenido su carrera de la mano de la comedia más centrada en el dramedy, desde su aparición con la ingeniosa Thank you for Smoking; la desafiante e insolente Juno y la convincente y poco optimista Up in the Air. Guiones solventes y actuaciones destacadas han sido la tónica de dichas realizaciones. Especialmente en el ámbito femenino de la mano de Ellen Page, Vera Farmiga y Anna Kendrick. Junto a él, volvía Diablo Cody, la creadora de Juno. Una mezcla interesante, que utilizaría uno de los rostros más célebres de Hollywood, la sudafricana Charlize Theron, para protagonizar su nueva colaboración en conjunto: Young Adult. Y el resultado es pesimistamente formidable.

Mavis Gary (Theron) es una escritora de cuentos infantiles con una vida desastrosa. Solitaria, alcohólica, irónica y desagradable. El único ser que la acompaña es una diminuta perrita. Estando en su hogar con un bloqueo creativo para terminar su última obra descubre que su novio de la secundaria celebrará el nacimiento de su hija, por lo que emprende el viaje a la comunidad donde estudio, la cual abandonó hace años y jamás volvió. ¿Y a qué va? A conquistar nuevamente a su ex amor Buddy (Patrick Wilson), pese a que tiene una hija, pese a que está casado y pese a que demuestra estar feliz y enamorado de su mujer. Mavis mantiene su plan bajo secreto, salvo por un ex compañero de ella, Matt (Patton Oswalt), quien fuera la víctima de las burlas y maltratos cuando eran estudiantes, y que manifiesta una forma de ser bastante similar al personaje de Theron.

Una de las principales fortalezas del filme, es el guión de Cody. A diferencia de Juno, en donde se mantiene en todo momento diálogos provocativos, inteligentes y desafiantes, pero sin ahondar demasiado en los personajes, en Young Adult se retrata a la perfección la compleja y oscura personalidad de Mavis, la relación dependiente y deprimente de ella con Matt, y como intenta todo tipo de triquiñuelas para lograr la atención de Buddy. Las situaciones son consecuentes con las personalidades de los personajes, son leales en ese sentido a la forma de pensar, ser y actuar de ellos. Se ve un guión más completo, más trabajado y más jugado, en comparación con su trabajo anterior con Reitman. Claro, el trabajo en Juno destaca más por su personalidad propia, pero se ve el proceso de crecimiento y madurez de Cody. Lo mismo para Reitman, que luego de su destacada labor en Up in the Air, participa en este proyecto que refleja nuevamente la desesperanza y soledad que se vive en tiempos actuales, pero sin el encanto de un George Clooney o la refrescante aparición de Anna Kendrick. Siempre se mantiene una atmósfera pesimista, apoyada principalmente en el trabajo de Cody, con un humor negro destacable y un sentido de incomodidad constante en el espectador.

En materia actoral, Charlize Theron se roba la película. La rubia actriz dejó de lado sus papeles dramáticos para realizar una performance excelente. La sudafricana ya había demostrado anteriormente en la comedia televisiva Arrested Development que no temía caer en el ridículo, evidenciando grandes dotes para el humor. Acá lo demuestra en la pantalla grande. Sin perder un ápice de su sensualidad y belleza, logra dar vida de manera espléndida a su Mavis, con su rostro de picardía, de amargura, de resentida y de rebeldía. Una magnífica labor, al igual que su compañero de borracheras, un Patton Oswalt que maneja a la perfección el rol de nerd antisocial fracasado, como ya evidenció en Big Fan. Es un gran duelo entre ambos, intentando demostrar cual de los dos tiene un personaje más patético, del cual ambos salen ganadores. Patrick Wilson y el resto de los secundarios cumplen su cometido, sin sobresalir mayormente.



Young Adult no es una comedia universal. Si lo lleváramos a una realidad televisiva, es una película para un público seguidor de series como Arrested Development, The Office o las obras de Ricky Gervais; que para los amantes de productos como Modern Family o The Big Bang Theory. El filme consta de un humor negro corrosivo, con un trasfondo deprimente y desolador. Es una obra que incomoda, que no causa una risa continua, pero que puede causar grandes carcajadas en ocasiones, dependiendo del espectador. Sino puede resultar una cinta difícil de apreciar, hasta, un poco aburridora. Una comedia entretenida y desoladora a la vez, con la mejor actuación a la fecha de Charlize Theron.

Calificación: 8

4 comentarios:

Giacinto dijo...

Un poco duro decir que es la mejor actuación a la fecha de Theron, teniendo dentro de su filmografía su gran trabajo en Monster. Sin embargo despues de Moster me parece el mejor trabajo de la actriz, lol!

Muy de acuerdo con tus comentarios, el guión me pareció fabuloso y la película muy bien llevada y elaborada, creíble y cierta. A mi en lo particular me ha gustado mucho, un trabajo mucho más elevado que Juno. Que no consiguió el mismo apoyo en premios y crítica por no tener a un personaje que amar en la película. Yo le doy un 8,5.

Saludos,
y te invito a darte una vuelta por mi blog para que cheques mis nominados a lo mejor del 2011.

Mario Salazar dijo...

Me gusta Reitman y además me encanta Theron, no solo porque me parece una mujer muy hermosa sino que tiene talento. Que se un humor fuerte me gusta para cambiar el ritmo si bien no me gusta the office pero también ya me aburrió lo tipo the big bang theory, por lo que estoy algo sin rumbo, espero disfrutarla como tú aunque se me hace complicado ver a una Theron en toda belleza como una loser. Un abrazo.

Carlos Andrés dijo...

Una de las mejores comedias humanas hechas en mucho tiempo. Charlize está más allá del elogio. El guion es un derroche de inteligencia. Amo esta película.


Saludos.

Mike Lee dijo...

Tiene muy buena pinta. Los tres trabajos anteriores del director me gustaron bastante, y si Young Adult tiene ese tipo de humor además de a Charlize Theron en un buen papel, no me la puedo perder.

¡Saludos!