viernes, 5 de agosto de 2011

Crítica Peep World

Filmes sobre familias disfuncionales hay como estrellas en el cielo, al nivel que cada día es más difícil ver obras originales que se enmarquen dentro de este tipo de realizaciones. Pero Peep World tiene algo que hace que a uno le interese verla: sus actores. Quienes somos fanáticos de las series, sabemos de la existencia de Dexter, The Office, Parks and Recreation, Californication, Alias y diversas otras comedias o dramas existentes en la tv estadounidense. Y acá, tenemos a varias estrellas de esos programas. Nos brinda una oportunidad de verlos desmarcados de sus tradicionales papeles, y por los que se han dado conocer alrededor del mundo.

Como decía más arriba, la historia trata sobre una familia: los Meyerwitz. Ellos se reunirán para celebrar un nuevo cumpleaños del patriarca del clan, Henry (Ron Rifkin). En el grupo sobresalen Jack (Michael C. Hall) quien es el hermano mayor y que trata de velar por la unión familiar. Está Joel (Rainn Wilson), quien es el fracasado y que no puede cuidarse por si mismo. Está el aporte femenino de Cheri (Sarah Silverman), actriz fracasada e irritante, difícil de soportar. Y está el menor de los Meyerwitz, Nathan (Ben Schwartz), el único miembro exitoso. El problema es que es un millonario y famoso escritor, luego de publicar su primera obra, Peep World, sobre una peculiar familia, la cual es 100% similar a sus hermanos, padre y madre. Narró toda la vida de sus hermanos, en el texto. Y eso desata toda una serie de problemas el día que se reunirán todos en un lugar, a celebrar al padre.

La película dirigida por Barry W. Blaustein y escrito por Peter Himmelstein, dos nombres para nada familiares dentro de la filmografía mundial, no logra despegar del todo, tiene momentos interesantes con situaciones que no ofrecen mayor aporte. El guión es difuso, no va más alla de lo que se ve en pantalla, sin profundizar en porque se dan las situaciones que presenta la familia. No logramos comprender del todo, porque cada miembro del nucleo es así. Pero el que sea una obra de tan solo 81 minutos, hace que uno no lamenté del todo los yerros que se ven, sino que se hace disfrutable en momentos el observarla, no tanto pot la calidad del guión o dirección, sino por quienes son los que interpretan los roles en la pantalla.

Y eso es principalmente la gran virtud del filme, nos encanta ver a Michael C. Hall sin asesinar gente y sin analizar sangre como en Dexter. Es entretenido ver a Rainn Wilson como un fracasado total, pero sin cultivar remolachas o profesar amor por Battlestar Galactica, como su Dwight Schrute, en The Office. Así igualmente vemos a Ron Rikin (Alias), Sarah Silverman (The Sarah Silverman Program), Judy Greer (Arrested Development), Stephen Tobolowsky (Californication, Glee) y Ben Schwartz (Parks and Recreation). A ellos se le suman Taraji P. Henson (The Curious Case of Benjamin Button), Kate Mara (127 Hours), Lesley Ann Warren (Victor Victoria) y la voz en off del comediante Lewis Black. Un grupo bastante extenso de rostros reconocibles, que a uno le dan ganas de ver en otros roles y con otro tipo de personajes. El problema es que solo Michael C. Hall, Wilson y Rifkin logran una mayor figuración y buen nivel con sus performance, el resto no sobresale demasiado, incluso algunos, como Silverman y Schwartz, hacen actuaciones bastante mediocres.


Peep World es una alternativa interesante de ver, por quienes actuan en ella. Pero más allá solo es recomendable como un filme para ver un domingo en la tarde, sin nada más que hacer en la vida. O si eres fan de alguno de los actores que aparecen en ella. Sino, es totalmente prescindible. Al menos sus cortos 81 minutos hacen que uno no se lamente por haber perdido mucho tiempo en observarla. Es de esas peliculas que al mes, se te olvidó que la viste.

Calificación: 4
  

5 comentarios:

Mario dijo...

Tengo que ver "Dexter", he escuchado que vale la pena, y en fín tantas series que dicen están haciendo una revolución en la televisión, por ahora solo estoy viendo "Juego de tronos" que me he comprado la temporada. Tengo que cambiar mis hábitos un poco, no me gusta la tv. Un gusto leerte, que bueno que te hayas animado a escribir después de tiempo. Un abrazo.

Mario.

daniel dijo...

Pues si habia oido de ella, aunque de criticas nada. Ahora que la mencionas tal vez la evite.
Saludos!

BeaClane dijo...

¡Hola Christian! Al fin por aquí. Me alegro mucho de ver una nueva crítica por tu Blog, ya lo echaba en falta. Te agradezco el comentario que me dejaste en la última entrada de WorldCinema7, ya estoy por aquí.

En cuanto a esta película, no había oído hablar de ella nunca, los actores sí son muy llamativos y la hace más interesante pero francamente, con leer tu crítica me basta para darme cuenta de que no me lo pasaré en grande con ella, prefiero ver otras. Aún así gran trabajo, transmite muy bien tu opinión sobre ella.

¡Un abrazo!

Emilio Luna dijo...

Salvo algunos actores del reparto, no captaba mucho mi atención. A primera vista parece un producto pasable sin más, algo que corroboras. Para fans de Michael C. Hall supongo.

Un abrazo Christian.

Christian dijo...

Gracias a todos por sus comentarios, y Mario, si puedes, ve Dexter, es una de las buenas series existentes en la televisión en la actualidad. De paso te recomendaría igualmente Breaking Bad, la cual debe ser la mejor serie en actualidad. La TV nos está regalando buenas obras en estos momentos, hay que destinarle un tiempo a la pantalla chica igualmente.