viernes, 21 de enero de 2011

Crítica 127 Hours


Hay ocasiones que una imagen de una película se convierte en un momento que queda en la retina de los espectadores, como ver a Linda Blair girando la cabeza en The Exorcist, o a Jack Nicholson con su demencial expresión en The Shinning mientras grita "Here`s Johnny". Cualquiera que haya observado algunos de esos dos filmes, recuerda totalmente esas escenas. En el caso de 127 Hours, sucede lo mismo, pero en este caso hay un plus, es una historia verídica, sabemos que esto ocurrió y que puede volver a ocurrir. El filme cuenta la historia del montañista Aron Ralston (James Franco), quien queda atrapado entre las rocas, al caerle una pesada piedra sobre el brazo. Asi comienza su lucha de 127 horas para poder escapar de allí. Y como lo logra realizar, es la gran escena que todos recordaremos por siempre.

Crear una película dentro de un escenario tan estrecho y con solo un personaje principal, es una tarea bastante compleja. Pero ya vimos el caso de Buried, por ende sabemos que se puede lograr un óptimo resultado y este es otro buen ejemplo de aquello. Tanto Danny Boyle que es el director y guionista de la obra, en compañía de su habitual dupla creativa, Simon Beaufoy, logran crear una obra que genera sensaciones en el espectador. Se sufre, se rie, se emociona, se reflexiona y se cae en la desesperación. La historia atrapa pues uno sabe que lo acontecido es real, y Boyle logra darnos esa sensación de que vemos algo verdadero, mientras nos divide la pantalla con dos o tres imagenes, dándole una agilidad visual excelente para una película que es complicadísima de darle dinamismo. A su vez no hay momentos de emotividad barata, o las típicas situaciones excesivamente drámaticas que nos suele inundar el cine. Acá hay un realismo que se siente. La fotografía y el montaje son excelentes, y la música está correcta, pero no es una gran maravilla tampoco.

Pero la película no sería tan intensa, sin la brillante performance de James Franco. El joven actor nos brinda su mejor trabajo a la fecha, entregando el alma en su personificación de Ralston. Es creíble en todo momento. Sus reacciones y conversaciones con la cámara no se ven falsas en ninguna ocasión y siempre mantiene una calidad interpretativa sutil e intensa a la vez. Franco da una de las mejores actuaciones de la temporada. 


127 Hours es una película potente, que dejará recuerdos en el espectador. El problema que tiene es que mucho de los flashback no tienen gran lógica e importancia, algunos son bastantes inconexos con el momento en que vive Ralston y le quitan ritmo a la película. Tampoco tiene mucha participación ni importancia las dos chicas que aparecen y comparten un rato con Aron, antes de que suceda el accidente. Se saca poco provecho a la situación del alejamiento de Ralston con la familia, no queda claro el porque de eso. Estos ciertos desajustes son los que no logran convencerme del todo con el filme. Es que me recuerda demasiado a Buried y siento que allí si se le saca el máximo provecho a la historia y no caen en otras situaciones externas o en el uso de más personajes, pues saben que lo clave es lo que acontence con Paul Conroy en el ataúd. Acá al involucrar otros aspectos, en momentos uno pierde la sensacion de desesperación que tiene el personaje de Franco. Pero en fin, igual 127 Hours es una interesante obra, con una dirección correcta y un guión que logra sostener mayoritariamente la historia. Pero por sobre todo, es la demostración una vez más, del potencial impresionante que tiene James Franco. Una excelente interpretación del ex enemigo de Spiderman.

Calificación: 7,5

3 comentarios:

Abel "Gart" Yukiteru dijo...

Tienes razón, toda la pelicula es de James Franco, y logra una actuacion increible.

El guion está bien, la historia tambien, y tiene varias escenas memorables (yo personalmente me quedo con el programa matutino que hace cuando tiene ya varios dias allí atrapado).

Y tambien es cierto que no se entiende lo de la familia, y los recuerdos carecen varias veces de sentido (al menos la mayoria). Pero siento que ese pequeño error no es suficiente como para tener 7.5...

Y a mi si me gustó la escena de las chicas, le da un inicio divertido y superficial, para que el golpe de quedar atrapado fuera más extremo. Y la escena en que se ve en la fiesta no tiene precio.

Cuidate! Y cuando puedas dare una vuelta por mi blog.

victor dijo...

No la he visto. Esperaré q auqe se estrene en Chile, quiero verla en pantalla grande. En todo caso, llega antes de los Oscar y la prox. semana se estrena Black Swan!
127 Hours tiene una pinta con una estética espectacular, muy Slumdog, para no perdersela...
Saludos y gracias por seguir mi blog... A partir de hoy sigo el tuyo.

daniel dijo...

A mi en todo caso me gustó un poco más, cierto lo que dices sobre los flashback, pero creo quee eso engrandecio la ejecución y el intento de recrear la pasion del personaje central del que Franco logra Extraordinariamente vindicarse... Boyle... Un genio.