domingo, 28 de agosto de 2011

Crítica Friends with Benefits

La amistad entre un hombre y una mujer siempre genera el debate si se puede dar o no, sin caer en lo romántico, ya sea positivamente y establecer una relación amorosa, o de manera negativa al enamorarse uno de los dos solamente, y con eso dejar de ser amigos o perder ese lazo tan cercano que existía entre ambas partes. Además también existe la presión externa, que todo el mundo dude de la amistad, que siempre la gente espere alguna otra cosa y que se genere un acercamiento más de romance. Desconfianzas también hay, pero en fin, en mi caso, creo fervientemente en que existe la amistad linda y pura entre ambos sexos. Y este tema es un tópico que se ha tocado en innumerables ocasiones en el cine, siendo la última de ellas Friends with Benefits.

Jamie (Mila Kunis) es una head hunter, un trabajo que consiste en buscar una persona para que sea gerente o bien ocupe un cargo importante en la empresa que la contrata. En este caso, su misión es convencer a Dylan (Justin Timberlake) de aceptar el ofrecimiento que le hacen. Entre ambos surge una amistad, que va creciendo en confianza y tal como dice el título del filme, aparece con los minutos, los beneficios de tal relación.

Cuando veo una comedia romántica, espero que me entretenga, me haga reír y a su vez, me provoque algún suspiro, porque por más que uno sea un hombre y trate de demostrar frialdad siempre, igual este tipo de género es un placer culpable para varios, entre los que me incluyo. Y Friends with Benefits cumple con cada uno de estos aspectos. Si bien la temática no es del todo original, la película dirigida por Will Gluck (Easy A) se deja ver sin problemas, nunca aburre y uno mantiene una leve sonrisa en el rostro durante los 109 minutos de duración. Además no resulta empalagosa, cada momento más de romance, está bien equilibrado.

Aparte de un buen guión, lo otro importante en una comedia, es el elenco. Como en este caso la historia no es una gran maravilla, se necesita un grupo de actores bien escogido e inspirados, para lograr que el filme funcione. Y tal como en su anterior filme, Gluck acá reúne un excelente cast. Lo más bajo actoralmente es Timberlake, se nota que aún le falta recorrido en el séptimo arte, pero no quiere decir que realice una mala labor, sino que está correcto, tiene carisma en pantalla y aprovecha su lado como cantante en el filme. Además tiene buena química en pantalla con Mila Kunis, quien siempre ilumina la pantalla, con un papel que le queda perfecto para ella. El resto del grupo lo componen actores secundarios del más alto nivel, un Richard Jenkins soberbio como siempre, además de un Woody Harrelson, infravalorado por la mayoría, pero que es un gran actor. Y por el lado femenino, nuevamente Patricia Clarkson se roba la pantalla con un personaje de madre bastante poco peculiar. Si Harrelson es poco valorado, ocurre lo mismo con Clarkson, una brillante actriz. Y son buenos aportes las pequeñas participaciones de Jenna Elfman, Andy Samberg y Emma Stone.


En suma, Friends with Benefits no es la gran comedia del año, tampoco es la que revitalizará el subgénero romántico en este tipo de filmes, y no se puede decir que sea una excelente realización. Pero se pasa un momento agradable, uno se entretiene viéndola, nos flechamos a la pantalla y disfrutamos la relación entre Dylan y Jamie. Will Gluck elige bien sus proyectos y se nutre de muy buenos actores, por ende nos regala por segundo año consecutivo un buen producto. No es comparable con Easy A, pero si demuestra que sabe lo que tiene que entregar una comedia al espectador. Una entretenida y correcta película.

Calificación: 6

3 comentarios:

Mario dijo...

A ver si me gusta, espero ver esa interelación especial que proponen sin caer en el vacío, divertirme y poder asimilar el caso particular que presentan, creo que no será demasiado pedir, también está Portman y Kutcher con un producto semejante, será interesante ver ambos y comparar, pero me parece que como bien dices lo más importante aquí es el carisma que exhiben los actores, porque no suelen ser guiones muy complicados, esa naturalidad y acercamiento es punto clave para que el espectador sienta entusiasmo por la realización. Un abrazo.

Mario.

BeaClane dijo...

Me ha gustado tu crítica Christian, como siempre genial compañero ;). Aquí aún no se ha estrenado así que no he podido verla, de igual modo no espero demasiado de ella, creo que es la típica comedia romántica de un domingo por la tarde, aunque ésto no quiere decir que no me vaya a entretener. Y por lo que veo has dicho que cumple con sus objetivos, razón de más para darle un voto de confianza.

Ya te contaré en cuanto la vea ;). ¡Un abrazo!

Emilio Luna dijo...

Estoy seguro que será mas´que graciosa, Timberlake no es que sea precisamente mi ídolo, pero oye se está haciendo camino.

Te recomiendo Horrible Bosses que me hizo reir bastante.

Un abrazo Christian!