sábado, 23 de abril de 2011

Crítica It's Kind of a Funny Story


El ritmo actual de la vida puede volver loco a cualquiera. Sobre todo si eres menor de 18 años (yo no, pero el protagonista si). Estudios, postulación a la universidad, amistades, familia, novias y varias cosas más, le pueden complicar la vida a cualquiera. Ahora debe ser bastante el peso que tengas encima, para terminar en un siquiátrico. Filmes en lugares así hay varios, siendo el más conocido One Flew Over the Cuckoos's Next, con Jack Nicholson como estrella. Pero alejándonos del drama, el pasado año apareció esta pequeña comedia dramática sobre este particular mundo, y que deja una agradable sensación tras verla. El filme en cuestión, es It's Kind of a Funny Story.

Craig (Keir Gilchrist) es un joven confundido y deprimido. Está enamorado de la novia de su mejor amigo, no comprende del todo igualmente a sus amistades, no se relaciona bien con su padre y está a punto de ir a una universidad en la cual no quiere estar. Se encuentra en ese punto de la vida en que se da cuenta que no puede cumplir con la expectativas del resto, ni las suyas, por lo que luego de pensar en el suicidio, prefiere internarse en un siquiátrico, donde conocerá al interesante Bobby (Zack Galifianakis) y a la joven Noelle (Emma Roberts), junto a un innumerable grupo de internados en aquél lugar.

It's Kind of a Funny Story es una comedia bastante entretenida, pues si bien, en su origen tiene bastante drama, sabe equilibrar muy bien en todo momento ambos géneros, lo que permite al filme mantener un muy buen ritmo y no decaer jamás. El guión esta correcto, cumple a cabalidad con cada uno de los personajes, pues nos cierra la historia de cada uno de manera completa y ninguno de ellos sobran, todos cumplen a cabalidad con algún rol importante en la película. Los aspectos técnicos están muy bien, la música es certera, la dirección está bien lograda (el momento en que cantan Under Pressure de Queen es excelente), y en realidad no hay mucho que objetar en estos aspectos, pues no es lo primordial del filme, y no hay fallos en ese sentido tampoco.

Si lo anterior está correcto, pero no es tan importante para que sea éste un buen filme, en lo actoral si está lo central y lo importante para que la película funcione. Y esto se logra, porque cada uno de los actores cumple muy bien su rol, y además está muy bien escogido el reparto. Comienzo con un secundario, pero que está excelente y es el gran aporte del filme, quien sin lugar a dudas es Zach Galifianakis. A este actor, a quien le tengo una especie de amor-odio, porque tiene mucho talento, pero a veces no da con el tono del personaje o participa en películas que no son aporte para su carrera, acá su labor es digna de destacar. Maneja muy bien la dualidad cómica-seria, resultando creíble en todo momento. Logra equilibrar su personaje, demostrando que puede realizar roles más dramáticos, manteniendo siempre su cuota de comicidad. Siempre lo encontré como un interprete de personajes excenetricos o más grotescos, por asi decirlo, pero ahora veo que si tiene talento para otro tipo de roles. Muy bien Galifianakis. El resto esta igualmente correcto, al protagonista no lo conocía, y tiene el carisma necesario para llevar buena parte del peso de la trama, Emma Roberts también maneja de buena manera su personaje y Viola Davis en un rol pequeñísimo, como la directora del recinto , demuestra su solvencia habitual. Destacar de igual manera, más que por sus performances, por su aparición en la película como dato interesante, las presencias de Lauren Graham, Zoe Kravitz (hija de Lenny, el cantante) y de Jeremy Davis, el cientifico que hacía viajar en el tiempo a Desmond en Lost. Un muy buen reparto en general.



En palabras sencillas, It's Kind of a Funny Story es una excelente elección para ver cuando uno quiere pasar un momento agradable. Deja una buena sensación tras verla. Da un mensaje positivo, trata muy bien los temas, sin ser tan profundos en su análisis, y tampoco siendo tan superficiales. Equilibra de manera perfecta el drama con la comedia, y sin ser una película inolvidable, es un filme que se deja ver y querer. Es buena opción además para ver a Zach Galifianakis, actor cómico que será uno de los grandes nombres del género en los próximos años. El film dirigido y escrito por Ryan Fleck y Anna Boden (al igual que de la imprescindible Half Nelson), es una pequeña gran comedia, y una de las pocas aceptables de la temporada anterior. Vale la pena darle una mirada.

Calificación: 7,5

4 comentarios:

Mike Lee dijo...

Tengo ganas de verla, sobre todo por lo que comentas del bueno de Zach, quien me impresionó en la serie Bored to Death.

¡Saludos!

David Amorós dijo...

Pues tomo nota para ver esos días que como dices uno quiere pasr un momento agradable. Y además, creo que la presencia de Galifianakis merece la pena seguirla porque coincido contigo que dará de que hablar. Un saludo.

Mario dijo...

Ya sigo a Galifianakis desde que he leído algunas críticas a favor, espero ver pronto "Todo un parto" luego tengo otras que me haran formar una idea más sólida de éste actor que aún lo he visto poco pero como bien dices seguramente dará que hablar. Sobre tu reseña como siempre me has despertado el gusto por un filme que no tenía pensado ver, el tema me parece atrayente y mucho mejor de lo que esperaba, es algo serio pero llevado con humor seguramente es como escribes muy entretenido. Un abrazo.

Mario.

J. feat. J. dijo...

Galifianakis es de lo mejor que ha dado la comedia últimamente. El personaje que interpreta en 'Bored to death' es hilarante, simpático y muy variopinto. Un puntazo.