sábado, 7 de abril de 2012

Mini Críticas Variadas


50/50: El cáncer es un tema serio, pero desde la aparición de la serie The Big C con Laura Linney en la cabeza aprendimos que no todo lo malo, debe ser necesariamente dramático, sino que puede tener su toque de humor. Con un interesante elenco y un guión muy bien escrito por Will Reiser (quien se basó en su propia historia para la escritura del filme), 50/50 es un dramedy perfectamente sicronizado, en gran parte por el rol protagónico de Joseph Gordon-Levitt, quien brinda una brillante performance como un joven que pretende disfrutar sus días ayudado por su mejor amigo (Seth Rogen), pese a la enfermedad y al rompimiento de su relación amorosa. Un filme que emociona, que conecta en los aspectos más sentimentalistas con el espectador, además de entregar un humor inteligente en base a los diálogos del par de amigos. Eso si, le faltó mayor ritmo y agilidad. Destacar finalmente a Anjelica Huston, quien se roba la pantalla en sus pocas escenas, demostrando que merece tener más oportunidades en el séptimo arte.

Calificación: 6,5


A Better Life: Los casos de los inmigrantes en Estados Unidos, es algo habitual en la prensa diaria. Pero generalmente las críticas solo provienen del resto del mundo, de los protagonistas de los casos que finalizan con la deportación de los cientos de personas día a día en la nación norteamericana. Hacía falta una voz de protesta desde el país del Tío Sam, pero era algo improbable de observar, hasta la irrupción de A Better Life. Una película mínima, de escasa repercusión y de poco conocimiento, pero a la vez es una película grande en su mensaje y grande en su totalidad. Una emotiva historia, de la cual el espectador conecta desde el primer minuto porque conoce lo que ve, lo ha vivido, lo reconoce. Ese amor de padre que sufre de todo para darle una vida mejor a su hijo. Ese hijo que intenta mantener distancia de su padre, pero que reconoce a la larga el gran hombre que es su progenitor. Una dupla de las más emotivas en el último tiempo en el cine y muy superior a la de Will Smith y su hijo en The Pursuit of Happyness. Un inconmensurable Demian Bichir, que mereció su nominación al Oscar y SAG con su portentosa interpretación. Además un Jose Julían que debuta de gran manera convirtiéndose en una agradable revelación. Una historia inmensa, que quizás no es la mejor del año, ni siquiera de las mejores, pero que si, es la que más emociones y sentimientos puede causar en el espectador. Además, otra vez Desplat demuestra su grandeza musical. Muy bien Chris Weitz en la dirección y en involucrarse en este proyecto. Un director que puede hacer vergüenzas como New Moon, y sorpresas como About a Boy. Acá da otra muestra más de talento y tino.

Calificación: 7


Bridesmaids: La comedia sensación del año en Estados Unidos es la demostración del nuevo feminismo imperante en el mundo. Las mujeres son capaces de todo, y si pueden gobernar como es en el caso de Cristina Fernández, Angela Merkel, Dilma Rousseff o Michelle Bachelet, porque no pueden también beber, protagonizar situaciones incorrectas y convertirse en una especie de The Hangover, pero con damiselas al poder. Una entretenida producción, aunque no es del todo lo brillante que pudo ver sido, o todo lo que escribieron los críticos de Hollywood. Pudo ir más allá, pero como producto de entretención, sale muy bien parada. El reparto está muy bien, principalmente Kristen Wiig, que además co-escribió la obra. Wiig maneja a la perfección cuando hacer el gesto cómico, así como no exagera en los momentos dramáticos. Y pese a la sobreexageración en los premios para Melissa McCarthy, también está bien, aunque inferior a la protagonista absoluta de la obra. Esperemos que no exista una segunda parte, para que quede el buen sabor de la historia de estas entretenidas mujeres.

Calificación: 6


Crazy Stupid Love: Comedia dramática bastante entretenida, que a la vez va mucho más allá de lo habitual. No solo pretende narrar historias interesantes, sino que a la vez le agrega contenido, líneas sinceras, reflexiones honestas y un manejo maravilloso a tópicos que pudieron caer en lo grotesco o bien, en lo empalagoso. Se nota la correcta mano de Dan Fogelman en el guión, y de los directores John Recqua y Glenn Ficarra. Con uno de los mejores elencos del año, en donde sobresalen un solvente Steve Carell, un sorpresivo Ryan Gosling y una magnífica Marisa Tomei, Crazy Stupid Love paso más infravalorada de lo que merecía, siendo un producto superior a la amada Bridesmaids, pero en el fondo, los espectadores saben valorar, y esta película seguramente será muy bien vista y recordada por la mayoría de personas que la vieron. Una linda historia para reír y reflexionar. De esas cintas que te dejan con un buen sabor en el paladar tras verla.

Calificación: 7


Extremely Loud and Incredebly Close: Uno de los peores estrenos de la pasada temporada, considerando las altas expectativas que traía el nuevo filme de Stephen Daldry. Con un guión que intenta descaradamente buscar en todo momento sensibilizar al espectador con situaciones que fluyen con poca naturalidad, escenas y diálogos innecesarios. Las actuaciones son bastante pobres, desaprovechando los talentos de Tom Hanks, Viola Davis, John Goodman y Max von Sydow, quien al menos con su experiencia y buen actuar logra trascender un poco más. Debió ser más aprovechado el sueco. Además Sandra Bullock además demostró que el drama potente no es lo suyo. Un buen trabajo de edición, de fotografía y de banda sonora, alivianan una película que al menos no aburre, y que a almas más sensibles podría atrapar con los excesivos I love you de la madre a su hijo. Injustamente nominada al premio mayor de la Academia.

Calificación: 3,5


Midnight in Paris: Una obra que invita a ir a París. La realización de Woody Allen es una exquisita comedia, llena de amor por la capital francesa. El creador de Annie Hall vuelve a regalarnos otras de sus comedias de ensueño, con mucha nostalgia y corazón por el arte, la poesía y el talento de grandes nombres que se aglutinan en suelo galo para hacer acto de presencia ante los ojos del papel de Owen Wilson. Y si bien, el rubio actor es lo más bajo del elenco, no desentona del todo. Mientras que Marion Cotillard enamora una vez más como en todas sus películas, y vemos un arsenal de rostros conocidos, siendo deslumbrantes las participaciones de Corey Stoll y Adrien Brody. Midnight in Paris es colorida, lindísima y encantadora.

Calificación: 7


Moneyball: Como deporte, el béisbol me aburre. En las películas, me encanta. The Bulls of Durnham y esa maravilla llamada The Field of Dreams son claros ejemplos que este deporte es atractivo para el mundo del séptimo arte y para los espectadores. Dentro de este selecto grupo, se encuentra Moneyball. El mejor guion de la temporada firmado por Aaron Sorkin, Steve Zaillian (también destacó por The Girl with the Dragon Tattoo) y Stan Chervin, es una historia tan real (es cierto, está basado en algo verídico), pero que se desarrolla con toda la naturalidad del mundo. No hay esas tremendas arengas de los filmes, o esos momentos culmines exagerados a más no poder, o situaciones inverosímiles y ridículas. Acá todo esta perfectamente escrito, con un Brad Pitt solvente en el papel protagonico y armando un dúo destacado con Jonah Hill, que abandona su humor normalmente de bajo calibre, para hacer un personaje que causa simpatía en el espectador. Quizás pudo tener más presencia ese monstruo de la actuación como es Philip Seymour Hoffman, pero tampoco se hace necesario, pues con la dupla Pitt-Hill es más que sobresaliente. Una obra que debe ser un manual para todas las realizaciones basadas en el mundo del deporte, y para las próximas generaciones de guionistas. Pese a todas sus nominaciones y menciones a lo largo de la temporada, Moneyball mereció más. Y Bennett Miller con solo dos películas (también estuvo detrás de las cámaras de Capote), da luces que puede llegar a ser uno de los nombres más potentes como cineastas en unos pocos años más.

Calificación: 8


The Descendants: Maravillosamente recreada en la idílica Hawaii, The Descendants es una demostración que el dramedy cada vez va creciendo más, para convertirse en una especie de subgénero que crece a pasos agigantados. Es una demostración de la calidad actoral de George Clooney, que pese a ser una megaestrella lo cual causa ciertos reparos en una parte del público, antes de eso es un excelente actor, y acá realiza una de sus mejores performances, en un registro no habitual en él. Es una demostración que todo lo que hace Alexander Payne es casi brillante. Diálogos perfectos, una atmósfera bien lograda y un reparto excelente, en donde todos los actores resaltan de buena manera, desde una Shailene Woodley que se convirtió en la revelación actoral del año (por detrás de Jessica Chastain eso sí), hasta un Robert Foster que brilla pese a su escasa participación. Además resucita Matthew Lillard, actor acostumbrado a papeles cómicos, y que se encontraba medio perdido del primer plano. Un muy buen filme.

Calificación: 7,5


The Girl with the Dragon Tattoo: Oscura, atractiva, desafiante, inteligente, atrapante y portentosa. Todo eso describe perfectamente el remake estadounidense de la película sueca basada en los libros de la saga Millenium. The Girl with the Dragon Tattoo es excelente. David Fincher hace gala una vez más de porque es uno de los mejores directores de la actualidad (aún no puedo creer que no ganara el Oscar por The Social Network), con un filme que llega a ahogar en ciertos momentos con escenas que uno no está acostumbrado a ver en obras norteamericanas, pero que están perfectamente ejecutadas por el cineasta de Seven. Además, Fincher es tan inteligente y arriesgado, que pone su realización sobre los hombros de una joven e inexperta en este tipo de lides, como Rooney Mara, pese a la presión del estudio que quería un rostro visible y de peso. Con Mara, logra que la cinta tenga más peso por lo que es, por su historia, fotografía, banda sonora, edición, etc, que por ser la nueva película de Scarlett Johanson, como podría haber sucedido. Además se la jugó por alguien que ya conocía tras su experiencia en TSN, lo cual derivó en resultados positivos: Mara nominada al Oscar y regalándonos otra joven actriz con maravilloso futuro, como Carey Mulligan, Jennifer Lawrence y Elizabeth Olsen, entre otras. Una de las mejores obras del año.

Calificación: 8


The Help: Una entretenida historia, bien narrada y desarrollada, y con un trabajo actoral potente de principio a fin. La historia de las criadas atrapó el corazón de millones de personas en todo el mundo, principalmente gracias a una maravillosa Viola Davis y una entrañable Octavia Spencer. Pese a algunas falencias en el guión que son mínimas, Tate Taylor saca adelante de buena manera su película (aparte de guionista fue el director). La historia no decae nunca en sus largos 146 minutos, que se hacen breves en parte a los variados momentos cómicos que ofrece la obra, gracias a Spencer o a la gran protagonista del cine del año 2011: Jessica Chastain. Además, con nombres como Sissy Spacek, Cicely Tyson, Alysson Janey y Emma Stone, nada malo se podía esperar. Conmovedora y atrapante obra, con la cantidad justa de momentos para reír y otros para llorar. Toda la emoción que un film como Extremely Loud and Incredebly Close no pudo lograr, pese a su descarado intento de conseguirlo, The Help lo logra naturalmente, y con creces.

Calificación: 7,5


The Ides of March: Posiblemente es el mejor reparto de la temporada. No todos los días se pueden ver una película con Ryan Gosling, George Clooney, Philip Seymour Hoffman, Paul Giamatti, Jeffrey Wright, Evan Rachel Wood y Marisa Tomei. The Ides of March es la demostración final y sin lugar a dudas del genio y talento del canoso actor de Up in The Air y Michael Clayton. Clooney se devora la pantalla como el gobernador Mike Morris, que oculta más de lo que realmente se ve, como todo político. Es observar como si hay un actor que puede opacar al mismísimo Clooney en pantalla: Ryan Gosling. Su camaleónico año 2011 es de antología, tal como su papel acá. Su transformación de ingenuo hombre a uno que logra comprender en donde diablos está metido, es perfecta. Además tenemos grandes duelos actorales, a esa diosa llamada Marisa Tomei y un thriller político muy bien escrito y que te mantiene inquietante y pensativo minuto a minuto. Una de las películas que más me gustó del 2011.

Calificación: 7,5


The Tree of Life: Obra maestra. Una película épica, notable, maravillosa, que emociona, enternece, confunde, te hace reflexionar y te da esa innegable sensación de estar viendo algo que jamás verás nuevamente, que jamás comprenderás del todo, pero que te sientes agradecido de poder estar en una sala de cine observándola. Te embriaga la cándidez y el ángel de Jessica Chastain. Te conectas con ese sentido de confusión y melancolía de Sean Penn. Te alegras de contemplar la sangre joven de Hunter McCraken. Y te convence y apabulla la buena performance de Brad Pitt. Una banda sonora gigántesca de Alexandre Desplat, un fotografía para aplaudir de pie por días de Emanuel Luzbeki y una escena que uno jamás olvidara, esa de la creación del mundo. Una obra que puede ser vilipendiada, mal criticada y tildada de aburrida y lenta, pero quienes se sumergen en ella, saldrán maravillados. Todo eso causa The Three of Life. Todo eso te lo ocasiona Terrence Malick. Brillante realización. Brillante, brillante. Y como dato anexo, pero de igual manera importante, si el filme es obra maestra, el trailer también. Una delicia para los ojos.

Calificación: 10


Tinker, Taylor, Soldier, Spy: Después de ser alabado por la toda la crítica mundial con Let the Right One In, Tomas Alfredson confirmó todas sus credenciales con está inteligente, sobria y brillantemente montada realización basada en el libro de John Le Carre. Tinker Taylor Soldier Spy va desarrollando su historia a su propio ritmo y requiere una atención completa del espectador, la cual uno al verla lo agradece, gracias al excelente guión, un gran trabajo en fotografía, vestuario y dirección artística, y con un Alberto Iglesias que realiza una de las mejores BSO de la temporada. Para que hablar del elenco: Todos magistrales. Desde un contenido Gary Oldman, que dominó a la perfección su rol, hasta una galería de actores en estado de gracia como Colin Firth, Benedict Cumberbatch, Kathy Burke, Toby Jones, Mark Strong, John Hurt, Ciaran Hinds y mi favorito, un notable Tom Hardy. Tomas Alfredson pasó de ser una promesa, a una realidad como cineasta de peso. Y ojo, que puede ser necesaria una segunda revisión del filme, para contemplar en su total esplendor, el texto de Bridget O'Connor y Peter Straughan, pero cuando se inmersa uno en la historia, termina agradeciendo el trabajo de ambos guionistas.

Calificación: 7,5


War Horse: Era la favorita para ganar todo a principios de temporada. Era la fórmula perfecta entre una cinta épica, bélica y familiar. Tenía a Steven Spielberg de director, a su sempiterno colaborador como John Williams en la música, y un elenco de rostros no conocidos, pero todos solventes, como Emily Watson, Niels Arestrup, David Thewlis y Peter Mullan. El problema fue que se estrenó. Un mal guión, con una historia pretenciosa y ambiciosa, pero que no daba para tanto. Con un reparto que está bien, pero con escasos minutos en pantalla. Como película más pequeña, con claros tintes familiares, habría estado mejor. Eso si, se destaca la mano de Spielberg en la dirección, en eso es un maestro. Además, hay que alabar que el filme entretiene, engancha, pero es olvidable. Una cinta menor en la atractiva filmografía del cineasta de aquella obra maestra llamada La Lista de Schindler.

Calificación: 5


Win Win: Ésta, es de esas comedias que no causan una risa recurrente o grandes carcajadas, pero de las que dejan con una sonrisa final al espectador. Una inteligente y original historia de ese genio poco conocido como es Thomas McCarthy y desarrollada en un ritmo perfecto y con un cuarteto de actores que cualquier film cómico quisiera: Paul Giamatti, Amy Ryan, Jeffrey Tambor y Bobby Cannavale. Una cinta que pasó desapercibida en las ceremonias de premios, pero que fue muy bien valorado por las asociaciones de críticos. Una película bastante humana en el marco de las relaciones entre los personajes, pese a que muchas de las situaciones son bastante poco inverosímiles que puedan verse. Y hay que verla por Giamatti, el actor una vez más despliega todo su talento en escena.

Calificación: 7

3 comentarios:

daniel dijo...

Gigantesco repaso por algunos de los titulos que hicieron más eco en el 2011. Muy de acuerdo en su mayoria. The Tree of life por ejemplo es quiza el film mas poetico del año y de hace mucho tiempo, una pieza maestra. Luego muy de acuerdo en todo lo que dices sobre Moneyball, es excelente. Y la comedia del año para mi fue Horrible Bosses, pero admito que Bridemaids tiene realmente momentos tan graciosos que uno no para de reir.

Un saludo.

Carlos Andrés dijo...

Muy buenas reseñas. Debo decir que estoy conforme con todas. Tenemos una opinión muy similar con la mayoría.

Saludos.

María del Mar dijo...

En la mayoría de tus comentarios y calificaciones estoy de acuerdo. Sin embargo tal vez le daría más calificación a Medianoche en Paris y le restaría un poco a The descendants, que para mi está muy sobre valorada. Inclusive The help me parece que está por encima de ésta!!
La cinta de George Clooney no me despertó mayores emociones. A pesar de que es innegable que está muy bien hecha, no puedo dejar de pensar que le faltó mucho.

Felicidades por tu blog, está bastante bien!

Saludos!!

Te invito a pasarte por mi blog

http://lucescamaraaccionblg.blogspot.com/